Páginas principales
Síguenos!
amor-taj-mahal

22 sep La historia de amor detrás del Taj Mahal

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+

El Taj Mahal de la India es uno de los monumentos más bellos del mundo, de hecho es una de las siete maravillas del planeta dignas de ser contempladas al menos una vez en la vida. Pero la historia que hay detrás de su construcción es uno de los relatos de amor más tristes y a la vez más bellos jamás contados. Hay muchas leyendas alrededor de este legendario monumento al amor pero solo hay una historia, ¿quieres conocer más sobre esta bella edificación y su historia? Adelante.

 

Los comienzos

Corría el añor 1607  cuando el Príncipe Imperial Yurram, más tarde conocido como el emperador musulmán Shah Jahan conoció en un mercado de Agra a la bella  princesa Arjumand Banu Begum, hija del primer ministro de la corte de la India. Cuenta la leyenda que Shah Jahan quedó prendado de su amor nada más verla y que, al observar que la joven de 15 años se estaba probando un collar de diamantes, el príncipe no dudó en acercarse y pagar las 10.000 rupias que costaba. Los jóvenes se enamoraron al instante pero las leyes musulmanas obligaban al príncipe a casarse con alguien de su mismo rango de modo que, como se le permitía tener varias esposas, tuvo que esperar cinco años para poder contraer matrimonio con el amor de su vida,

Se celebró una boda por todo lo alto donde la princesa fue nombrada Mumtaz Mahal, que se podría traducir como  ‘la perla del palacio’ y el ya emperador fue nombrado como El Rey Mundo.

Arjumand no era la primera esposa de Shah Jahan pero sí la favorita, ella era la que acompañaba al emperador en todos sus actos y recorrián juntos el país y con la que tuvo 12 hijos.

shah-jahan

El emperador Shah Jahan y su esposa Arjumand Banu Begum

 

La tragedia

Pero como toda bella historia de amor digna de recordar, la tragedia llegó. En uno de los múltiples viajes del matrimonio, Arjumand, a punto de dar a la luz al décimosegundo hijo de la pareja, murió repentinamente en el parto. Pero antes de su muerte hizo prometer a su marido que construiría una tumba para ella, la tumba más bella que jamás hubiera existido.

El dolor de Shah Jahan fue indescriptible, pues se encerró en la habitación de su palacio durante casi 10 días sin comer ni beber y ordenó el luto en todo el reino, prohibiendo la música, la vestimenta de color, los perfumes y hasta la sonrisa. Tras un año de encierro en palacio, reapareció totalmente envejecido como si hubieran pasado décadas, pero dispuesto a cumplir la promesa que le hizo a su fallecida esposa: construir la tumba más bella del mundo.

 

La construcción del Taj Mahal

No le importó el coste ni la forma en que se construyera, no le importó de dónde provinieran los materiales, quería lo mejor para el mausoleo y así lo hizo. Más de mil elefantes transportaron el mármol de sus muros desde las canteras de Rajastán,  las turquesas del Tíbet, el lapislázuli de Afganistán, la crisolita de Egipto. Los mejores materiales de todas las partes del mundo donde se encontraran. Todo era poco para su amada. Cuenta la leyenda que, tras la construcción del fastuoso mausoleo, Shah Jahan ordenó dejar ciego al arquitecto que lo diseñó para evitar que realizara un monumento más bello que este.  El coste del mausoleo se calcula en unos actuales 500 millones de dólares lo que condujo al emperador a la ruina y su confinamiento y encierro por parte de su hijo cuando ascendió al trono.

Desde su celda contemplaba su majestuosa construcción y pidió que tras su muerte se construyera un edificio gemelo justo en frente del Taj Mahal para que el amor entre ambos viviera eternamente pero su hijo incumplió la promesa y lo enterró junto a su esposa dentro del mismo mausoleo.

taj-mahal

Taj Mahal

 

Un amor inmortal

Lo cierto es que, aunque Jahan tuvo otras esposas , siempre guardó fidelidad a Mumtaz y se dice incluso que, ya en su lecho de muerte, pidió un espejo para poder ver la tumba de su amada mientras le quedara un segundo de vida. Otras leyendas aseguran, en cambio, que lo hizo a través de un diamante incrustado estratégicamente en un punto determinado de la habitación y que al morir miraba embelesado el lugar de descanso de su amada. Sea como fuere lo que nos queda es la bella historia de un amor que nunca murió y que cada año millones de personas visitan y recuerdan gracias al majestuoso monumento de Agra.

 

¿Qué te ha parecido la historia de amor del Taj Mahal? ¿La conocías?  Pocos relatos hay más románticos que este pero si quieres conocer este hermoso monumento al amor en primera persona de la mano de Europamundo solo tienes que elegir uno de estos bellos circuitos y quedarás prendado con tanta belleza, ¿estás preparado? –click AQUÍ

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest

¿Te gustó éste artículo? ¡Compártelo!

No te guardes esta información, puede ser interesante para tus amigos :) ¡compártela!